Cocina minimalista con placa para salpicaduras de mármol y sorprendente piso de vidrio.

¡Quién dice "minimalismo" dice "mínimo"! Los materiales, líneas y colores encarnan la sobriedad en todo su esplendor. El mobiliario se centra en lo esencial, es decir, la funcionalidad. La filosofía minimalista no excluye un enfoque más audaz e incluso juguetón, que se puede lograr integrando un elemento sorpresa (un protector contra salpicaduras de porcelana marmolada o una sección de piso de vidrio, por ejemplo) que frustrará percepción de la decoración.

Lo esencial del estilo.

  • Diseño lineal La linealidad es la palabra clave del minimalismo. Se trata tanto de la configuración del espacio, que debe jugar la carta del funcionalismo, como de la estructura de los muebles, que es casi invisible ya que sus líneas limpias se confunden con la decoración.
  • Almacenamiento cerrado En una cocina minimalista, nada debe interponerse en el camino. Los objetos cotidianos, pequeños electrodomésticos, etc. están ocultos a la vista en espacios de almacenamiento cerrados.
  • Luz mejorada La explotación de la luz natural al máximo es otra regla del minimalismo. Para iluminar el espacio cargando lo menos posible, concéntrese en colores brillantes y superficies brillantes. La adición de toldos amplificará la luz que viene del exterior.

La cocina, un área sin límites visuales ">

Alfombra de madera, se puede acceder a la bodega del sótano por una escalera cerca de la cocina abierta. El inserto de vidrio templado desde el techo hasta la cocina aporta una nota de diseño mientras difunde la luz de un espacio a otro.


Deja Tu Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here