¡Energizante gimnasio en casa para ponerse en forma!

Para revitalizarse después de un arduo día de trabajo, nada mejor que entrenar en un lugar brillante refrescado por los colores de frutas silvestres de la sala de estar adyacente. Una pared de vidrio instalada entre las dos áreas de actividad es una excelente manera de dividirlas. Mientras corta el sonido, este material permite que la luz circule de una habitación a otra.

Después del esfuerzo, tendremos un momento de relajación en este extravagante salón con armonías de rosa y morado. Las obras de arte en la pared, dominadas por el blanco y el negro, ofrecen un interesante contraste en la sala.


Deja Tu Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here