Un pueblo lleno de calabazas

En Halloween, los niños en busca de golosinas se sienten atraídos por las casas más decoradas. Como pequeñas luciérnagas, van directamente a la luz parpadeante de las calabazas depositadas en el pórtico. ¡Esta es la única época del año en que personajes extraños hacen este efecto! Lejos de asustarlos, estos conjuntos les envían una invitación para llamar a la puerta. Seduce a estos pequeños bribones vistiendo la fachada de tu hogar con adornos festivos.

Tallar la calabaza es una costumbre que no es nueva. Por lo tanto, debemos desplegar tesoros de imaginación para renovar su apariencia. Este pueblo iluminado, enclavado en una roca, nos convence de que este ejercicio vale la pena.


Deja Tu Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here